Existe la falsa creencia de que el entrenamiento de pectoral en la mujer ocasionará un aumento de pecho, y esto, lamentablemente, no es así por eso hoy en beFitnesss queremos aclararte una serie de cosas relacionadas con el trabajo de pecho en la mujer.

Y es que, la tonificación en el gimnasio de esta parte del cuerpo nada tiene que ver con el aumento de las glándulas mamarias, que es lo que muchas mujeres buscan erróneamente en sus rutinas de gimnasio. Para entenderlo, vamos a diferenciar el músculo pectoral (tejido muscular) de las glándulas mamarias (mamas), así entenderemos mejor el porqué de este falso mito.


Músculo pectoral
El músculo pectoral es el que trabajamos en el gimnasio con diferentes ejercicios como: press de banca, flexiones, aperturas con poleas… Al trabajar este músculo, que es el encargado de sujetar las glándulas mamarias, lo que conseguiremos es una mejor firmeza y aspecto del seno. Y es que, con un buen trabajo de fuerza, podremos mantener las fibras musculares activas y tonificadas, aunque también debemos tener en cuenta que el tamaño del seno no será mayor.

Glándulas mamarias
Por otro lado se encuentran las mamas o glándulas mamarias, que son las encargadas de producir la leche para alimentar al bebé. Estas se encuentran por encima de los músculos del pectoral y están formadas por tejido adiposo o grasa. A diferencia del pectoral, no se estimulan ante el ejercicio localizado de pecho, por lo que no conseguiremos que “crezcan” en el gimnasio. Al tratarse de depósitos de grasa, solamente podrán reducirse o aumentarse a través de la alimentación y de la realización de ejercicio aeróbico, y, muy importante, nunca será de manera localizada. Esto es que, si realizamos un déficit calórico a lo largo del día, acompañado de ejercicio, esto producirá la pérdida de grasa y por ello, las glándulas mamarias también responderán a este déficit, pero esta pérdida de grasa será de manera global, no localizada en la zona pectoral.
También hay que tener en cuenta la diferencia de volumen entre unas mamas y otras, ya que todas son diferentes en cuanto a forma y tamaño. Es por ello que muchas veces se recurre a la operación estética de aumento de pecho, ya que es la única manera efectiva de aumentar esta parte del cuerpo de una manera considerable.

Ultimando el artículo, podemos concluir que el trabajo de musculación del músculo pectoral tendrá un gran beneficio en la mujer en cuanto a tonificación y firmeza, pero no existirán cambios de tamaño por el hecho de trabajar este músculo, sino que la única forma de aumentarlo es realizando una operación de cirugía estética.

Tamara Domínguez, entrenadora personal beFitness en Ibiza.

Síguenos en Facebook, Instagram, Google +, You Tube, beFitness Photography, beFitness Blog y muy muy pronto en Yummpy app.

Deja una respuesta

No hay comentarios aún.