¿Conoces cuál es la combinación perfecta? Con este artículo que nuestra entrenadora beFitness Tamara Domínguez ha escrito para la web www.masqueentrenadores.com y que nosotros compartimos en nuestro beFitness blog te explicamos cuál es lam combinación perfecta para estar sano, saludable y en forma. ¿Te lo vas a perder?

TAMA FOTO

Resulta obvio que el mejor binomio para conseguir un objetivo saludable sería Nutrición + Actividad Física, pero este tema debe llegar mucho más allá, sobre todo en el ámbito del Fitness y más concretamente en los Entrenamientos Personales.

Para comenzar, debemos prestar mucha atención cuando utilizamos la palabra «dieta», ya que ésta debe ser usada como «alimentación saludable», y no como «privación de comer». Y es que, para bien o para mal, los medios de comunicación y nuevas tecnologías nos bombardean con una gran cantidad de información que, por desgracia, no siempre es cierta ni segura. Es por esto que oímos hablar (sobretodo de cara a la primavera) de dietas milagro con nombres como «Dieta de la piña», «Dieta de la alcachofa», «Dieta del Hielo»… que se caracterizan por prometer una rápida pérdida de peso sin apenas esfuerzo.

Después de este breve inciso, en el que aclaro la utilización de la palabra «dieta» como sinónimo de «alimentación saludable», pasaré a comentar porqué es el binomio Dieta + Ejercicio Físico la mejor combinación para conseguir los objetivos que deseamos.
Muchas personas cometen el error de centrarse sólo en la alimentación con el fin de perder peso. Éste es un error muy común sobre todo en personas con un estilo de vida sedentario, que no practican ejercicio con asiduidad y que no tienen el término Actividad Física ligado a su entorno social y laboral.

Cometiendo este error, lo mejor que les puede pasar es que vayan consiguiendo su objetivo poco a poco, y esto es muy fácil de entender: una persona con problemas de sobrepeso que se alimenta mejor (suponiendo que se asesora o que posee nociones de nutrición acordes a los objetivos propuestos) y que cambia sus hábitos alimenticios, va a conseguir una reducción de peso, si ese es su objetivo. Pero, ¿hasta dónde podrá llegar cuidando solamente su alimentación?

Teniendo en cuenta que su único objetivo es ver cómo baja la cifra de kilogramos al subirse a la báscula, irá notando ese cambio de número, pero el cambio en su composición corporal así como los cambios metabólicos (nivel de triglicéridos, sensibilidad a la insulina…) no serán tan notables como cuando a este plan nutricional le añadimos ejercicio físico.

Es por este motivo, unido a muchos otros, el que marca la diferencia entre sólo alimentación saludable o un programa de alimentación saludable y actividad física.

comida

Uno de los errores de nuestra sociedad es generalizar todos los datos. Por ejemplo, ¿Tiene que comer más un hombre que una mujer? Por norma general, en igualdad de condiciones, un hombre debería consumir diariamente más calorías que una mujer, pero si diferenciamos que el hombre no realiza ningún tipo de actividad física y la mujer sí, este balance se modifica. Esto se debe a que cualquier actividad física, con independencia de su intensidad, aumenta el gasto energético. Es decir, que sólo por el hecho de movernos (caminar media hora, ir a bailar, dar un paseo en bicicleta…) ya estamos aumentando nuestro gasto energético.

Otro gran error es utilizar datos nutricionales que aparecen en revistas y redes sociales, sin buscar un plan nutricional personalizado. De esta forma, si no realizamos el ejercicio suficiente estaremos comiendo más de la cuenta, y si hacemos mucha actividad, nos quedaremos escasos en cuanto a nutrientes ingeridos. Es decir, es necesaria una dieta saludable que contenga los macronutrientes esenciales (hidratos de carbono, proteínas y grasas) en las cantidades adecuadas, dependiendo de las diferentes variables del sujeto.

También hay que tener en cuenta el tipo de actividad física que nos decantamos por realizar. No es lo mismo entrar a una clase de Zumba por primera vez, en las cuales se tiende a parar cada poco por no conocer la coreografía, o ir a una clase de Spining y sin parar en toda la clase subir las pulsaciones de una manera excesiva. Es por esto que al binomio Alimentación + Actividad Física deberíamos incluir un profesional que pueda asesorarnos tanto en qué comer como en qué hacer.

Me gustaría recalcar la necesidad que tenemos actualmente en nuestra sociedad de conseguir que la población entienda que el ejercicio, junto a una correcta alimentación, son la manera más adecuada de llevar un estilo de vida saludable, de superar enfermedades como la obesidad o la hipertensión y que, en definitiva, es la forma más fácil de mejorar nuestra vida.

Datos actuales muestran que entre un 9% y un 16% de las muertes producidas en países desarrollados se atribuyen a un estilo de vida sedentario. Con estas cifras podemos entender la necesidad de movernos, de realizar cualquier tipo de actividad para que mejoren nuestras condiciones metabólicas y, por ente, nuestro estado de salud.
En resumen, y para terminar de entender la necesidad de la correcta alimentación unida a la práctica de actividad física, mencionar dos aspectos muy fáciles de entender:

• Un plan nutricional correcto, llevado a cabo por personal cualificado, pueden generar en el sujeto cambios de peso y composición corporal. Sin embargo, los cambios metabólicos (nivel de triglicéridos, aumento de masa muscular…) son muy bajos y en algunos casos nulos.

• Un plan de Ejercicio Físico, llevado también a cabo por personal cualificado, tiene menor incidencia en cuanto a cambios de peso, pero provoca mejoras significativas a nivel metabólico.

Resulta obvio que si unimos ambos factores, conseguiremos resultados positivos por duplicado, es decir, la mejor opción sería un plan nutricional adecuado a cada sujeto, teniendo en cuenta sus características, y la práctica de ejercicio físico de manera continuada para mejorar la composición corporal y el metabolismo del sujeto.

A modo de conclusión, y teniendo en cuenta nuestro trabajo como Entrenadores Personales, debemos hacer hincapié en que la modificación en la dieta y el aumento de ejercicio físico son los pilares esenciales para la mejora de nuestros clientes, ofreciéndoles planes personalizados acorde a sus características (edad, puesto de trabajo, lugar de residencia…). Con la correcta formulación de un plan específico para cada cliente veremos realmente los resultados de nuestro trabajo, y conseguiremos fácilmente fidelizar al cliente y avanzar con él en su camino hacia la mejor versión de sí mismo.

El equipo beFitness

Somos tu entrenador personal y online y también tu nutricionista.
Síguenos en Facebook, Instagram, You Tube, beFitness blog, Google + y muy pronto en nuestra app.

Deja una respuesta

No hay comentarios aún.