En el post de hoy, Lidia Minguela, nuestra fisioterapeuta beFitness localizada en Madrid, habla de un tema muy importante para la salud y el bienestar, nos habla sobre el estiramiento, qué es y cómo realizarlo.

Nos dicen que es bueno estirar, que hay que hacerlo al finalizar cualquier actividad e incluso para evitar tener dolores posturales por posiciones prolongadas, por ejemplo delante del ordenador.


Pero muchas veces no estamos seguros de estirar correctamente o ni sabemos muy bien qué estamos haciendo y porqué lo hacemos.
Para entender qué estiramos, necesitamos conocer un poco más cómo están formados nuestros músculos.

¿Qué es un músculo esquelético?
Los músculos esqueléticos son los principales músculos del cuerpo humano, que, como su nombre indica, unen el esqueleto. En los músculos esqueléticos encontramos células musculares con varios núcleos, nervios, tejido conjuntivo y vasos sanguíneos.
Está formado por vientres musculares; cada vientre muscular tiene fascículos que son una agrupación de fibras más finas que a su vez tienen fibras más finas. Cada una de estas fibras está envuelta por un tejido que se llama fascia. Es como una telilla que envuelve absolutamente todo, conecta cada parte de nuestro cuerpo y es la que da forma y estructura a esos músculos.
En el interior de cada fibra se encuentran las sarcómeras, que están formadas por la actina y la miosina, proteínas con capacidad de contracción y las que dan lo que llamamos el tono muscular.

¿Cómo se estira?
Cuando comenzamos el estiramiento, lo primero con lo que nos encontramos es con el límite del tono muscular.
Iniciamos el estiramiento que siempre se realizará de una forma SUAVE, LENTA Y LARGA para que se pueda realizar esa ganancia del tono. A partir de esa fase , es cuando realmente se gana en longitud y esa longitud es la que permanece en el tiempo.

Los estiramientos NUNCA se realizan de forma brusca (podemos lesionarnos), deben ser amplios en el tiempo ( para llegar a esa fase de estiramiento de la fascia) y no deben ser con rebote ( el músculo con el rebote se defiende y se contrae en lugar de estirarse). Importante también la actitud con la que estiramos. Debe ser algo relajado, respirando, no una lucha con nosotros mismos.

¿Cuánto tiempo tiene que durar?
CUANTO MÁS, MEJOR. Es lo mejor para que el estiramiento sea realmente efectivo y duradero en el tiempo.
La clave es también hacerlo respirando. Cada persona tiene un ritmo de estiramiento.

CONCLUSIÓN beFitness
Si queremos que nuestros músculos mantengan su elasticidad y longitud, debemos llegar a la fase de estiramiento fascial, iniciando el estiramiento de forma lenta, suave y mantenida en el tiempo.
Si lo que queremos es solamente calentar un poquito antes del ejercicio, no sería necesario llegar hasta dicha fase.
Los fisioterapeutas y entrenadores personales de beFitness pueden enseñarte a estirar correctamente y resolver tus dudas.

¡Consúltanos!

Lidia Minguela, fisioterapeuta beFitness localizada en Madrid.

Síguenos en Facebook, Instagram, Google +, You Tube, beFitness Photography, beFitness Blog y muy muy pronto en Yummpy app.

Deja una respuesta

No hay comentarios aún.