Es verano, hace calor, las noches en muchas ocasiones son tan calurosas como los días, te despiertas por la mañana y has sudado tanto como si llevases corriendo 10 kilómetros pero vas al baño, te duchas, te vistes, desayunas y te vas al trabajo o a continuar con tus vacaciones pero no piensas en que tu cuerpo ha perdido líquido toda la noche y que tienes que recuperarlo, no le das importancia, en el caso de que desayunes te has tomado tu café o vaso de leche habitual en el mejor de los casos pero…insuficiente para recuperar el agua que tu cuerpo ha perdido y que necesita para mantenerse hidratado y realizar las funciones necesarias como el transporte de nutrientes a los órganos, a los tejidos.

Sigue siendo verano, sigue haciendo mucho calor, sales a pasear, a correr, al gimnasio, a tus clases de pilates, a trabajar y sigues sudando a pesar del aire acondicionado, de tu camiseta transpirable último modelo y no llevas contigo una botella de agua, una bebida isotónica, no te paras a beber, a hidratarte, vuelves a casa y no ha pasado nada…quizás, quizás has tenido suerte o quizás no, te empieza a doler la cabeza, tienes sueño, estas cansado y no has hecho nada que no hayas hecho más veces, crees que ha sido solamente el sol que ha pegado muy fuerte, pero no, tu cuerpo esta deshidratado.

Somos agua, más de la mitad del peso de nuestro cuerpo es agua, perdemos agua constantemente, cuando vamos al baño, cuando sudamos, cuando respiramos y por supuesto en todos los casos anteriores relacionados con el calor, con el ejercicio… Debemos beber constantemente para reponer todas esas perdidas o nuestro cuerpo se puede deshidratar. Necesitamos estar hidratados porque usamos el agua para funciones vitales como mantener la temperatura corporal o para tener lubricadas las articulaciones.

HIDRATACION

Podemos vivir muchos días sin ingerir alimentos pero en el caso del agua los días que podemos vivir sin ella son muy limitados 7, 8, 10, no muchos más, dependerá también de las condiciones climáticas. Necesitamos darle la importancia que se merece tanto si es invierno como si es verano, tanto si hacemos ejercicio de alta intensidad o si solo salimos a pasear o a comprar, tanto si hace calor como si llueve o hace frío nuestro cuerpo no puede vivir sin agua.

El agua también podemos obtenerla de los alimentos por eso es necesario llevar un estilo de vida saludable en el que elijamos los alimentos adecuados para obtener el agua de ellos y no sólo beberla en su forma más natural.

Cuando perdemos agua , cuando nos deshidratamos no sólo es agua lo que nuestro cuerpo pierde también pierde sales minerales como el sodio, el potasio, el magnesio y por eso sobre todo si hacemos ejercicio ademas de agua hay que tomar bebidas que los contengan, las llamadas isotónicas y también frutas en los que se encuentren para evitar también posibles calambres, uno de los motivos por los que aparecen los temidos calambres es por deshidratación por eso importante la hidratación durante el ejercicio pero también llevar una alimentación saludable que haga que la importancia no sólo este en el durante si no también en el antes y en el después del ejercicio.

Es invierno, hace frio, mucho frío ya no podemos ir a nadar al mar, al pantano, a las piscinas de verano pero vamos a la piscina climatizada, nadamos una hora, nos duchamos y nos vamos para casa pensando que lo hemos hecho todo bien pero a pesar de llevar una hora metidos en agua, del frío de la calle, tenemos la boca seca, dolor de cabeza ¿que ha pasado? ¿el gorro demasiado apretado? ¿el cansancio debido al esfuerzo? No, lo que te pasa es que estás deshidratado a pesar de ser invierno, no has bebido nada en toda la hora que has pasado en la piscina y no le has dado importancia como cuando llevas el bidón en tu bicicleta…hasta en la piscina deberíamos llevar siempre con nosotros las bebidas necesarias para mantenernos hidratados.

Como recomendaciones no esperes a tener sed para beber o estas perdido, sobre todo si estás haciendo ejercicio o si hace mucho calor, la sed es un síntoma de que ha empezado tu deshidratación. Bebe a lo largo del día, elige alimentos que contengan agua como la sandia en verano o las hortalizas en invierno. Si haces ejercicio bebe, si haces ejercicio de alta intensidad bebe más, si hace más calor de lo normal bebe más. Sigue las recomendaciones mínimas de hidratación, bebe como mínimo 2 litros de líquidos al día pero aumenta ese número en los casos anteriores. No bebas solo en las comidas también entre ellas. Evita las bebidas alcohólicas, son bebidas si, son líquidos si, pero ayudan a deshidratarte. Si vas a hacer ejercicio no bebas solo durante, has debido beber lo necesario antes y por supuesto al finalizar.

El agua no tiene calorías “abusa” del agua, “Be water my friend”.

Roberto Anta, entrenador personal del equipo beFitness.

Somos tu entrenador personal y online, tu nutricionista, tu fitness chef y tu fisioterapeuta. Somos tu estilo de vida.
Síguenos en Facebook, Instagram, Google +, You Tube, beFitness Photography, beFitness Blog y muy muy pronto en Yummpy app.

Deja una respuesta

No hay comentarios aún.